Arn Digital. ‘Despiste’ de Hacienda: presenta a Suiza y Andorra como grandes paraísos fiscales, pero se olvida de las Islas Caimán

De los 124.500 millones en el extranjero que han aflorado entre 2013 y 2015, 100.000 no están ni en el país alpino ni en el vecino Principado. Aunque las empresas del Ibex 35 han abierto en cuestión de meses 810 filiales en la isla de Grand Cayman la Agencia Tributaria ha preferido guardar silencio al respecto

J. P. Cisneros / Madrid

Hacienda sigue estrechando el cerco a todos los posibles sospechosos de evadir capitales en el exterior. Al menos, este es el mensaje que se está tratando de transmitir desde la Agencia Tributaria, cuyo presidente, Santiago Menéndez, ha afirmado este martes ante el Congreso de los Diputados que la declaración de bienes en el extranjero que el fisco ha puesto a disposición de los contribuyentes desde 2013, a través de su formulario modelo 720, ha permitido aflorar 124.500 millones de euros correspondientes a 197.000 personas físicas y jurídicas. Una suma que, tal y como ha señalado Menéndez, equivaldría al 12% del PIB.

Curiosamente, la Agencia Tributaria ha hecho públicos estos datos en medio del escándalo suscitado la semana pasada por la detención –y puesta en libertad en cuestión de horas- de Rodrigo Rato. Y, también, por la investigación por presunto blanqueo de capitales de otros 715 de los cerca de 30.000 beneficiarios de la amnistía fiscal que Hacienda puso en marcha en 2012.

Unos beneficiarios cuyo nombre no aparecerá en la lista de defraudadores que el departamento que dirige Cristóbal Montoro quiere publicar el próximo 31 de julio, según ha confirmado este miércoles ante el Congreso de los Diputados el propio jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Sin embargo, Hacienda no ha vacilado a la hora de señalar que, del total de 124.500 millones, 20.000 estaban en Suiza; otros 4.000, en Andorra; y otros 260, en Gibraltar.

Sin lugar a dudas, se trata de unas cifras muy ilustrativas, y más aún si se tiene en cuenta que en muchos de los casos de corrupción que han salido a la luz durante los últimos tres años han participado supuestamente de forma activa entidades bancarias radicadas en el país alpino o en el vecino principado, como la filial suiza de HSBC o Banca Privada d’Andorra.

Ahora bien, y tal y como recuerdan varios expertos en asesoría fiscal consultados por este periódico, “una cosa es el dinero que los contribuyentes pueden tener fuera de España, y otra muy diferente el dinero que le estarían ocultando a Hacienda o que provendría de actividades ilícitas como el blanqueo de capitales”. Pero, además, todo esto puede hacer que muchos se hagan la siguiente pregunta: si en Suiza, Andorra y Gibraltar había 24.260 millones de euros, ¿dónde están los otros 100.000? Es posible que, entre otros lugares, se hallen en las Islas Caimán, a las que según un informe de la ONG Intermon Oxfam han llegado al menos 1.969 millones de euros procedentes de España en el último año.

¿Hacienda somos todos?

“Cada contribuyente tiene derecho a tener su dinero donde así lo desee, porque para eso existe la libertad de movimiento de capitales. Esto es algo perfectamente legal. Lo que no es legal es no declarar estos capitales, o haberlos obtenido de forma ilícita”, apunta Adolfo Jiménez, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget).

No obstante, Jiménez puntualiza que, aunque tener dinero en el extranjero es algo “perfectamente legal”, en el caso de determinados contribuyentes, sobre todo aquellos que desempeñan un cargo político, esta es una conducta de dudosa ética. “No se puede seguir llevando a la práctica aquella vieja frase que decía que hay quien tiene el corazón en España y la cartera en Suiza”, resalta. Como tampoco, en su opinión, y esto es algo en lo que coincide el resto del sector de la asesoría fiscal, se puede decir que el 12% del PIB está en el extranjero.

“¿Por qué la Agencia Tributaria habla del dinero que generan los contribuyentes como si fuese del Estado? Si no se está actuando de forma delictiva, este capital es suyo, y sólo suyo, porque son ellos los que lo han generado. En el fondo, es como si se quisiera repetir hasta la extenuación esta vieja idea de que ‘Hacienda somos todos’, cuando en el Gobierno saben perfectamente que nunca ha sido así”, señalan fuentes de un conocido despacho de abogados madrileño especializado en asuntos relacionados con la fiscalidad.

Dicho de otro modo: el discurso de Hacienda respecto a los capitales en el extranjero puede parecer “hipócrita” y “con un fuerte sesgo electoralista”, además de contener un llamativo “despiste” respecto a algunos paraísos fiscales que parecen haberse convertido en un destino favorito de las grandes multinacionales. “Hacienda les aprieta las tuercas a los ciudadanos, pero muchas veces prefiere mirar de lado cuando se trata de las grandes empresas. ¿Hay más hipocresía que lo que ocurrió con Cemex?”, dicen las fuentes consultadas.

El “encanto” de las Caimán

Si bien el ‘caso Cemex’ – que provocó varias dimisiones en cadena de altos cargos de la Agencia Tributaria después de que el organismo rechazase imponerle a la cementera mexicana una multa de 450 millones de euros- es bastante representativo, las cifras estimadas de dinero que 33 de las 35 compañías del Ibex 35 tendrían en varios paraísos fiscales que no son ni Suiza ni Andorra lo son aún más.

Precisamente, y de acuerdo con un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), cerca de 100.000 millones de euros se encontrarían repartidos entre otros países. Entre la lista de nombres figuran nombres de territorios de la Unión Europea como Luxemburgo o la City de Londres, así como otros lugares como el Estado estadounidense de Delaware.

No obstante, el caso más llamativo es el de las Islas Caimán, dado que entre 2013 y 2014 – los mismos años durante los cuales Hacienda mantuvo operativo su sistema de declaración de bienes en el extranjero – el flujo de capitales procedentes de nuestro país se incrementó más del 83%. En la localidad de George Town, la capital de Grand Cayman, la mayor isla del archipiélago, han abierto recientemente sus oficinas cerca de 810 filiales de empresas del Ibex 35.

“Las Caimán han sido desde hace años un paraíso fiscal que ha atraído a las empresas españolas, pero esta atracción se ha incrementado en los últimos años. Su encanto reside en que las compañías pueden operar desde allí amparadas con un secreto bancario mucho mayor que el que tienen ahora mismo en Andorra o en Suiza. De hecho, algunas conocidas entidades financieras españolas han hecho emisiones de participaciones preferentes desde este archipiélago”, dice un asesor fiscal que prefiere no desvelar su identidad.

http://www.arndigital.com/economia/noticias/13385/despiste-de-hacienda-presenta-a-suiza-y-andorra-como-grandes-paraisos-fiscales-pero-se-olvida-de-las-islas-caiman/