Nota de prensa ASEFIGET advierte de la importancia de presentar la declaración de bienes en el extranjero para evitar graves sanciones.

La Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios recuerda que están obligados a presentar la declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero los ciudadanos cuyos bienes y derechos se hubiesen incrementado en más de 20.000 euros respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración, pese a haber cumplido en ejercicios anteriores con esta obligación tributaria.

De esta forma, añade Asefiget, tendrán también que presentar el modelo 720 los titulares que en 2014 hayan adquirido cuentas, valores, seguros de vida o invalidez, rentas temporales o vitalicias, bienes inmuebles o derechos sobre ellos…,etc, situados en el extranjero y superen de forma conjunta 50.000 euros.

El plazo para la presentación del modelo 720 finaliza el 31 de marzo de 2015. Asefiget advierte que el incumplimiento de la obligación de información en plazo puede acarrear sanciones económicas graves que se verán incrementadas si estos bienes permanecen ocultos a la Agencia Tributaria y la Entidad lo detecta.

En este último caso, matizan asesores fiscales, además de sanción pecuniaria, se tratará el patrimonio como ganancia patrimonial no justificada que tributará al marginal del IRPF -en 2014 alcanzó con carácter general el 52%- imputable al periodo impositivo más antiguo entre los no prescritos.

En este sentido, Asefiget aconseja presentar la declaración informativa si en ejercicios anteriores existía obligación de informar y no se presentó la declaración. Esta decisión podría suponer sanciones por parte de la Aeat, pero serían mínimas en comparación con las que impondría Hacienda si es ella la que descubre esos bienes no declarados.

Recientemente la Comisión Europea ha considerado que la pérdida de prescripción fiscal y el régimen sancionador establecido vulneran el Derecho Comunitario, por lo que prevé desarrollar una investigación y posiblemente iniciar un procedimiento de infracción.

Mientras este expediente se resuelve, señala Asefiget, el número de inspecciones iniciadas por la Aeat, hasta el momento más de 7.000, por falta de datos o no declarar en el ejercicio correspondiente, podría verse incrementado de forma notable con la actual campaña que finaliza en marzo.

Además del modelo 720, no es la única obligación formal que tienen los titulares de bienes en el extranjero, recuerda la Asociación. Existe la obligación de presentar la Declaración de Transacciones con el Exterior al Banco de España, ETE, -por las operaciones por cuenta propia con no residentes y los saldos y sus variaciones de activos y pasivos exteriores- y cumplimentar, por otro lado, los formularios que correspondan de Inversiones Exteriores en el Ministerio de Economía y Competitividad.

Respecto a la presentación de impuestos, los asesores fiscales advierten que los bienes y derechos situados en el extranjero también deben incluirse en las declaraciones del Impuesto sobre Patrimonio y del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Para cumplir con estas obligaciones de forma correcta y en plazo, Asefiget recomienda consultar a un asesor fiscal.